Mi amigo el taxista: talleres de hepatitis en escuelas

     Comentarios
     Comentarios

—Hola señora, esperaba verla porque con la patrona leímos en los diarios y en la compu que llevan talleres de Hepatitis a las escuelas secundarias. ¿Qué pasa? ¿No hacen más campañas en las Plazas, como fue durante tantos años? ¿Pasó algo? 
—No, no, como pasar no pasó nada. Simplemente cambiamos el sistema. Usted sabe que siempre queremos que la gente se entere si tiene Hepatitis B ó Hepatitis C, que se vacune para la B y que le pida a su médico la detección de ambas en un análisis de rutina. Lo repetimos durante 10 años los 28 de julio en cada campaña. Lo que hacemos ahora es llegar con la misma información a través de los alumnos de los cuarto y quinto años de las escuelas secundarias. Pero ¿sabe qué? Lo hacemos sin parar durante todo el año escolar. No como antes que llegábamos re bien, pero una sola vez al año.
—¡Qué bueno doña!  ¿Y cómo les responden las escuelas? ¿Fueron a muchas?
—Sí, y contagia aún más el entusiasmo con el que nos reciben. Está siendo una experiencia hermosísima. El taller lo armamos con médicos de la Facultad de Medicina de la UNR recién recibidos. 60 jóvenes médicos, en 10 grupos de 6 chicos cada uno. Chicos jóvenes, entusiastas, que de Hepatitis saben mucho, pero están aprendiendo desde este humilde rincón, a hablar con la juventud, en el idioma que ellos manejan. Fueron preparados previamente por el Dr. Hugo Tanno y el Profesor Héctor Nidd. Todo porque los jovencitos, salvo excepciones, no tienen la menor idea de lo que son las Hepatitis y el peligro que representan. Hicimos encuestas anónimas. En general no saben casi nada. Y ¡Las escuelas! ¡Cuánta gente linda hay en la Educación! Directoras, profesores, administrativos, todos nos abrieron sus puertas y se pusieron a disposición con una amabilidad y entusiasmo que nos impulsa a seguir y seguir.
—Ja. Le brilla la cara doña. Le dije a la patrona, que era genial eso de hablar con los pibes. Van a la casa y comentan. Por ahí se logra que la gente sepa un poco más ¿no? ¿Y a qué escuelas fueron?
—Urquiza, Superior de Comercio, Colegio Alemán, Natividad del Señor, Gurruchaga, Maria Bicecci. A algunas fuimos hasta 4 veces, por la cantidad de alumnos. ¿Y sabe qué? No solo estamos completando la agenda para el 2019, sino que empezaron a llamarnos desde los pueblos del interior de la Provincia, desde que llevamos el taller a San José de la Esquina.  Como le digo la respuesta de las escuelas y ahora los pueblos, nos sorprendió mucho. 
—Ay doña, siempre me da pena que lleguemos tan rápido. Pero llegamos.
 

Comentarios