Proponen que la GUM investigue delitos informáticos complejos

Gabriel Chumpitaz presentó un proyecto para disolver la dependencia municipal y reasignarles a sus agentes funciones en la prevención del grooming y el skimming y en nuevas técnicas de análisis criminal

     Comentarios
     Comentarios

El concejal de Cambiemos, Gabriel Chumpitaz, presentó un proyecto que busca disolver la Guardia Urbana Municipal (GUM) y que sus agentes sean capacitados en fuinciones ligadas al ciberdelito. La idea del edil es transformar el área en “un cuerpo especializado en delitos complejos de seguridad informática”.

En un comunicado de prensa, Chumpitaz advirtió en relación a su propuesta: "No estamos hablando de despedir personal ni de disminuir la fuerza, sino de reasignarle funciones acordes a las problemáticas de la ciudad, con el objetivo de destinar mejor los recursos públicos para disminuir los altos índices de inseguridad y violencia, que este año han recrudecido y afectan a todos los rosarinos".

El presidente de la comisión de Seguridad del Concejo remarcó que “las funciones actuales establecidas para la GUM son laxas y poco concretas, y que a lo largo de estos 14 años ha generado un enorme gasto en comparación con las soluciones que les ha brindado a los rosarinos”.

Así, ante un aumento constante de la demanda de seguridad ciudadana, y frente a delitos cada vez más complejos, “la Municipalidad de Rosario debe generar cuadros especializados en áreas sensibles para la ciudad”, apuntó Chumpitaz. En tal sentido, se manifestó en favor de una propuesta de avanzada, que contemple la reingeniería del personal de la GUM en pequeñas Unidades de Gestión Específicas en seguridad y tecnologías aplicadas.

La iniciativa busca capacitar a los actuales miembros del cuerpo en la detección y prevención principalmente de ciberdelitos, como el grooming (acoso sexual a menores de edad) o el skimming (estafas en cajeros automáticos), y también en las nuevas técnicas de análisis criminal como el reconocimiento facial, la lectura de las patentes de vehículos con secuestro y los sistemas analógicos para identificación de sospechosos a través de movimientos corporales.

El proyecto prevé tres etapas progresivas, que constan de una capacitación de seis meses desde la aprobación; un entrenamiento mediante simulacros de diferentes situaciones reales y una fase informativa para comunicar a los rosarinos el funcionamiento de estas nuevas unidades de gestión, que se desempeñarán dentro de la Secretaría de Control y Convivencia.

Asimismo, para lograr una mayor transparencia, la iniciativa exige que se rinda cuentas en forma trimestral, presentando un informe detallado de los procedimientos y las tareas realizadas por el personal ante la comisión de Seguridad del Concejo Municipal, debiendo la misma estar a disposición de todos los ciudadanos en la web de la Municipalidad.

Comentarios